Las dos salas de la Casa de la Música, de diseño acústico perfecto permiten la realización de espectáculos de alto nivel cultural.

La participación entusiasta y desinteresada de sus directores y su personal administrativo así como la entrega generosa de los miembros, patrocinadores y auspiciantes permiten a la institución – una fundación sin fines de lucro – llevar a cabo exitosamente sus actividades.


Publicidad